Yankees cuestionan las disculpas de los Astros por el robo de señales

Jose Altuve

HOUSTON.- La polémica sobre el robo de señales de los Astros no perdonó a los jugadores, quienes de inmediato se vieron salpicados por la crítica y contribuir al escándalo. José Altuve ha estado en los ojos de la opinión pública durante la temporada baja, ya que además del problema de Houston, también se sospecha sobre el cuadrangular definitorio que pegó ante Yankees en la Serie de Campeonato.

Este jueves el venezolano rompió el silencio y pidió una disculpa pública por el robo de señales de la novena: «Siento remordimiento por el impacto que tuvo en nuestros fans y el béisbol»; declaró previo al entrenamiento de primavera.

Asimismo dijo que los Astros se encuentran arrepentidos y que esperan reconstruir su imagen: «La organización y el equipo nos sentimos mal por lo que ocurrió en 2017. Estamos determinados a salir adelante y traer el título de vuelta».

Por su parte Alex Bregman también tomó la palabra y reconoció que tomó parte de las decisiones que involucran el robo de señales: «Lo siento mucho por las decisiones que fueron tomadas por el equipo, la organización y por mí. Aprendí de esto, espero ganar nuevamente su confianza», sentenció.

YANKEES DUDAN DE ALTUVE

En Nueva York siguen dudando si los Astros de Houston cometieron algún acto ilícito en la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 2019. Así lo externaron el receptor Gary Sánchez y el mánager de los Bombarderos del Bronx, Aaron Boone, al hablar ante los medios en el inicio del Spring Training.

El comisionado del béisbol Rob Manfred determinó que los Astros quebrantaron las reglas sobre robo de señales con dispositivos electrónicos en 2017, incluyendo los playoffs, y durante la temporada regular de 2018. Los Astros de 2019 no fueron implicados.

José Altuve despertó conjeturas sobre conducta indebida cuando bateó el jonrón que sentenció la serie ante Aroldis Chapman de Nueva York en el sexto juego de la serie por el título de liga, y luego pidió a sus compañeros que no le desgarrasen su jersey al completar el trote tras su batazo. Algunos sospechan que el astro venezolano llevaba un zumbador por debajo de su jersey para anticiparle el lanzamiento.

«Es una buena pregunta. Si yo llego a conectar un jonrón para que mi equipo vaya a la Serie Mundial, me pueden arrancar los pantalones«, señaló Sánchez el jueves, día en el que los pitchers y receptores de los Yanquis se reportaron para los entrenamientos de primavera. «Pueden quitarme toda la ropa si pongo al equipo en la Serie Mundial dando un palo como ese».

Boone manifestó que no estaba seguro si los Astros rompieron las reglas el año pasado en la postemporada. «Ciertamente es una de las grandes incógnitas», dijo Boone. «He dedicado tiempo, y estoy seguro que muchas personas lo han hecho, pensando en todas las cosas que podrían haber estado ocurriendo y que probablemente nunca conozcamos, francamente».

Boone aún considera amigos a los tres mánagers que perdieron sus trabajos a raíz del escándalo: AJ Hinch de Houston, Alex Cora de Boston y Carlos Beltrán con los Mets de Nueva York. Boone comentó que ha tenido problemas «encontrándole sentido a todo».

«Ha sido algo difícil, encontrar algo de claridad», comentó Boone. «Creo que nunca llegas totalmente a ese punto y eso está bien. Creo que como seres humanos todos podemos cometer errores, en algo quedamos debiendo y nadie es perfecto».

Aaron Boone en conferencia de prensa.

Boone intercambió mensajes de texto con Hinch poco después de que inició la investigación en noviembre, pero no han hablado.

Houston venció a los Yankees en una serie de siete juegos por el campeonato de la Americana en 2017. Los Astros ganaron todos sus juegos en casa ante los Yankees en la postemporada cuando los jugadores de Houston tenían la ventaja del sistema de robo de señales y perdieron los tres duelos en el Bronx. El marcador de los primeros dos juegos fue de 2-1.

«Es difícil», aseguró el dominicano Sánchez. «No se siente bien como pelotero cuando escuchas algo como eso. Puedo decirte que como bateador si tengo conocimiento de que algo viene tengo una oportunidad más alta de tener éxito».

El lanzador de Nueva York, Luis Severino, reconoció que se molestó cuando se dio a conocer el reporte de Manfred, pero no busca una disculpa de los jugadores de Houston.

«Para mi ya quedó en el pasado», dijo el derecho dominicano. «Tengo que concentrarme en el 2020. Nos podemos enojar, podemos conseguir algo, pero no cambiar el pasado. Eso ya sucedió».

of-am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *