Horford: Era importante conseguir esta victoria como fuera

El dominicano Al Horford se mostró satisfecho este jueves por el triunfo de los Boston Celtics y subrayó que era fundamental para su equipo igualar la final del Este ante los Miami Heat tras su derrota en el primer encuentro.

“Ellos nos ganaron en el primer partido y para nosotros era importante salir y conseguir esta victoria costara lo que costara”, afirmó en declaraciones a los medios tras el duelo.

Con un triunfo abrumador e incontestable, los Celtics empataron 1-1 la final del Este tras destrozar a los Heat por 102-127.

Los Celtics contaron con los refuerzos de Marcus Smart, que no jugó en el primer partido por un esguince; y del propio Horford, que tampoco disputó ese encuentro por haber entrado en el protocolo del coronavirus.

Smart fue el alma de Boston con 24 puntos, 9 rebotes y 12 asistencias y Horford, que está jugando a un nivel altísimo a sus 35 años, aportó 10 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, un robo y un tapón.

El dominicano, que salió del protocolo de coronavirus horas antes de jugar el segundo partido, admitió que había pasado por “incertidumbre” y muchas emociones en los últimos días.

“Al final, estoy muy agradecido de haber tenido la oportunidad de poder jugar esta noche y de estar de vuelta con el equipo”, dijo al mencionar que “lo más duro” para él fue no ayudar a sus compañeros cuando le “necesitaban”.

Tras entrar en el protocolo horas antes del primer partido, lo previsible era que Horford se perdiera varios encuentros hasta que cumpliera con los requisitos para salir del protocolo.

Sin embargo, la cadena ESPN detalló este jueves una posibilidad para que hubiera regresado antes de lo previsto ya que, según un memorando de la NBA del pasado 30 de abril, la liga permite que los jugadores puedan volver a la cancha si entregan dos PCR negativas consecutivas justo en el día del partido.

Al margen del protocolo, Horford se mostró contento especialmente por haber sumado en defensa junto a sus compañeros Marcus Smart y Robert Williams, todos ellos recuperados de sus problemas físicos.

“Se sintió bien. De eso trata nuestro equipo”, dijo.

“Udoka (el entrenador de los Celtics) ha hecho un buen trabajo con nosotros durante todo el año para establecer una identidad: quiénes queremos ser. Y luego salimos (a jugar) y lo hacemos. Y disfrutamos haciéndolo”, añadió.

La serie viaja ahora a Boston, donde el sábado se jugará el tercer partido.

El tiempo de Udoka

Su equipo estaba abajo por 10 puntos en los primeros compases. El entrenador Ime Udoka no ocultó su decepción, y envió un mensaje sencillo a los Celtics.

“¡Despierten!”, les ordenó.

Lo escucharon. La final de la Conferencia Este se encuentra ahora empatada y los Celtics viajarán a Boston poseyendo la ventaja de locales en la serie.

Jayson Tatum anotó 27 puntos por unos Celtics que lucieron arrolladores en la primera mitad tras la pereza inicial y terminaron vapuleando el jueves 127-102 al Heat de Miami para igualar la serie a un triunfo por bando.

Marcus Smart y Jaylen Brown consiguieron 24 puntos por cabeza. Smart se quedó a un rebote de un triple doble, al añadir 12 asistencias y nueve tableros.

“Estos chicos tienen orgullo. Percibieron una oportunidad dorada que desperdiciamos en cierto modo (durante el primer partido) y pensaron que podíamos hacerlo mucho mejor”, dijo Udoka. “Y lo logramos esta noche”.

Grant Williams anotó 19 unidades por Boston, que se valió de un ataque de 17 puntos sin respuesta en las postrimerías del primer cuarto para tomar el control del partido. Esa racha fue alimentada por cinco triples en seis posesiones.

Payton Pritchard y el dominicano Al Horford sumaron 10 tantos cada uno por los Celtics.

“Hoy tuvimos mucha confianza”, explicó Pritchard.

Jimmy Butler firmó 29 puntos en 32 minutos por Miami, que cayó a una foja de 7-1 como local en estos playoffs. Gabe Vincent y Victor Oladipo consiguieron 14 tantos cada uno, mientras que Tyler Herro añadió 11 por el Heat.

“Es sólo un partido”, dijo el técnico del Heat, Erik Spoelstra. “Eso es algo que saben los jugadores experimentados en el vestuario y en nuestro personal. No nos gusta, pero ellos jugaron extremadamente bien. Aquí hay dos equipos realmente buenos y tendremos que ajustar algunas cosas”.

Los Celtics, quienes tienen ahora un registro de 4-0 en partidos posteriores a una derrota durante estos playoffs, realizaron 20 disparos desde la distancia de tres puntos, en comparación con 10 de Miami.

El tercer encuentro está programado para el sábado en Boston.

“Todas las derrotas son iguales, no importa si son por un punto o por 20”, consideró Vincent. “Hay que reagruparnos volver a trazar los planes y estar listos para el próximo partido”.